Capataces y Costaleros

El Costalero mantiene el debido espíritu de penitencia en la procesión y se somete a la disciplina de su capataz -incluso en los entrenamientos-, evitando todo alarde, porque su penitencia personal no tendría valor si se efectúa por puro exhibicionismo y demostración de fuerza.

Huye de toda vanidad y orgullo, realizando su esfuerzo con la humildad necesaria y la abnegación propia del cofrade, procurando evitar el protagonismo, porque esto desdice de la compostura y seriedad de un acto de culto. Por que además lleva impregnado el carácter cofrade, ante todo debe velar cuanto sea posible por mantener el anonimato de su singular penitencia, escogida voluntariamente por él, como el que lleva una cruz o un cirio, que éste cambia por la molía.

Todos los costaleros deberán ir uniformados según las indicaciones realizadas, por eso debe cuidar siempre la imagen que ofrece en su forma de vestir porque es también imagen de la Hermandad.

Al igual que la uniformidad, el estilo de la Hermandad, la música, el andar, etc…, lo decide la Junta de Gobierno y en cada momento, por delegación de confianza, el capataz; será éste quien indique como se deben guiar en este sentido.

El Hermano Costalero, además de la devoción y la entrega a las Sagradas Imágenes, ofrecerá la limosna correspondiente a la papeleta de sitio estimada por la Junta de Gobierno. Aquellos costaleros que aún no son hermanos deberán satisfacer igualmente la limosna de salida que determine la Junta de Gobierno y someterse a las normas que esta dicte en iguales condiciones que los que son hermanos.

Excepcionalmente, se podrá dejar de realizar dicha donación sólo en caso de motivo personal demostrado, revisándose caso por caso.

El traslado de los pasos desde la Iglesia al local donde se guardan todo el año una vez terminada la Semana Santa, es igual de importante que cualquier otro ensayo, ya os avisaremos.

A Tener en Cuenta

  • Los costaleros deberán personarse en la puerta trasera de la Iglesia de Santo Domingo (la del callejón en Plaza Aladro)) a partir de las 18.30 horas, hora de acceso, cerrándose la misma a las 19.30 horas.
  • A la llegada al salón, presentará su papeleta de sitio a los encargados de ello y seguirá las indicaciones de su capataz y/o contraguías, procurando no formar alboroto ya que en la Iglesia se están rezando las preces de rigor y el Santo Rosario, al que desde luego, y en la medida que se pueda, debe participar.
  • Se abstendrá de pasearse por la Iglesia de Santo Domingo, pudiendo pasar al servicio del patio del Convento si lo necesita. Si se ausenta, deberá comunicarlo a su capataz y/o contraguías, regresando rápidamente al salón.
  • Una vez formada la cuadrilla para portar sus Imágenes, se dirigirán en silencio a su paso correspondiente. Deberán llevar consigo su “trabajo” (guion de relevos) y estar siempre en el lugar y momento indicado en el mismo.
  • Los costaleros que se encuentren fuera del paso no podrán en ningún caso ubicarse alrededor del mismo, ni andar por el cortejo. Si desea no abandonar el cortejo y situarse tras el paso, guardará silencio y el orden y la compostura , sin comer, fumar o beber.
  • La cuadrilla forma un todo para conseguir un único fin , hacer una ejemplar estación de penitencia. Durante la misma, observarán una conducta correcta, no debiendo en ningún momento faltar el respeto a sus compañeros y capataces y auxiliares con actitudes impropias e indecorosas. Se debe guardar silencio debajo del paso y obedecer sin objeciones las instrucciones del Capataz y Contraguías, ellos saben lo que se puede y se debe hacer en cada momento.
  • En la Santa Iglesia Catedral mantendrá el silencio y recogimiento del primer Templo de la Ciudad, y no podrá ausentarse si no lo solicita antes al capataz y/o auxiliares. En los servicios, no se puede fumar ni comer.
  • Ya en el templo, con la penitencia costalera cumplida, observara las mismas instrucciones que al inició y dará Gracias a Dios y a su Santísima Madre por dejarle ser su costalero.

Recomendaciones

  • Antes de sacar el paso realizar ejercicios de estiramiento de cuello,hombros, espalda y piernas.
  • La faja tiene que quedar totalmente estirada y apretada, pero sin oprimir, evitando que se formen arrugas.
  • La molía tiene que estar firmemente encajado alrededor del cuello sin oprimir y proteger la séptima vértebra cervical, vértebra prominente que podemos tocar al final del cuello, siendo la zona de mayor esfuerzo.
  • El calzado debe ser: alpargatas, reforzada con vendajes funcionales en los pies y tobillos. Zapatillas o botines, flexibles y cómodos.
  • Al meter riñones: mantener la musculatura abdominal contraída para que realice función de faja muscular.
  • Mantener la espalda en posición recta, tanto en "la levantá", cuando se camina y cuando se arria el paso.
  • Mantener la mirada al frente durante el trayecto, evitando aumentar la curvatura del cuello, cuanto sea posible.
  • Beber agua en pequeñas cantidades y tomar alimentos ricos en azucares (caramelos, chocolate, etc.) de forma continuada durante el trayecto.
  • Al finalizar la estación de penitencia, quitar la molía y la faja lentamente

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

Evangelio del Día

evangelio

Sí a la Vida

si_a_la_vida

Donde estamos

donde_estamos
USTED SE ENCUENTRA EN: Organización Capataces y Costaleros