Segundo día de Quinario. Miércoles de Ceniza

E-mail Imprimir

altar_Quinario_2018Comenzó ayer martes el Solemne Quinario que enmarcado en el 75 aniversario de la hermandad, consagramos en honor y culto de nuestros Amantísimos Titulares.

En este primer día, la Eucaristía y Prédica, estuvo a cargo del  el M.I.  Rvdo. Sr. D. Antonio López Fernández Deán de la Santa Iglesia Catedral de Jerez  y Párroco de los Cuatro Evangelistas, quien nos iluminó sobre el verdadero significado de la Cuaresma haciendo hincapié en el sacramento de la penitencia, desentrañándolo en su verdadero sentido, más aun como hermanos de una hermandad penitencial. Es el sacramento de la Penitencia, el de Reconciliación y también el de Confesión, sacramento instituido por Nuestro Señor Jesucristo para borrar nuestros pecados, de nuestra curación espiritual. También es el sacramento de la conversión, porque realiza sacramentalmente nuestro retorno a los brazos del padre después de que nos hemos alejado con el pecado.

Hoy, segundo día del Quinario, es miércoles de Ceniza, día en el que a los católicos se nos impone la ceniza, signo penitencial y de conversión, recordatorio de la caducidad humana y se nos dice "Conviértete y cree en el Evangelio". Hoy la Eucaristía la preside el  Rvdo. P.  Fray Salvador Serralta Villaplana, O.P. del Real Convento de Santo Domingo de Jerez.

Con hoy comenzamos  la cuaresma y nos acercamos al mensaje que SS el Papa Francisco ha emitido para esta Cuaresma 2018 cuyo tema es: «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (Mt 24,12). El Papa propone combatir la plaga de los “corazones fríos” durante la Cuaresma y lanza una advertencia: el hombre del siglo XXI debe tener cuidado con la vanidad y a la seducción de las cosas pasajeras que no llevan a la felicidad.

En el inicio de su mensaje, el Pontífice afirma que “Una vez más nos sale al encuentro la Pascua del Señor. Para prepararnos a recibirla, la Providencia de Dios nos ofrece cada año la Cuaresma, «signo sacramental de nuestra conversión», que anuncia y realiza la posibilidad de volver al Señor con todo el corazón y con toda la vida.

Como todos los años, con este mensaje deseo ayudar a toda la Iglesia a vivir con gozo y con verdad este tiempo de gracia; y lo hago inspirándome en una expresión de Jesús en el Evangelio de Mateo: «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (24,12).

Esta frase se encuentra en el discurso que habla del fin de los tiempos y que está ambientado en Jerusalén, en el Monte de los Olivos, precisamente allí donde tendrá comienzo la pasión del Señor. Jesús, respondiendo a una pregunta de sus discípulos, anuncia una gran tribulación y describe la situación en la que podría encontrarse la comunidad de los fieles: frente a acontecimientos dolorosos, algunos falsos profetas engañarán a mucha gente hasta amenazar con apagar la caridad en los corazones, que es el centro de todo el Evangelio”.

Finaliza el Sumo Pontífice con una invitación a todos los cristianos: "Emprender con celo el camino de la Cuaresma, sostenidos por la limosna, el ayuno y la oración. Si en muchos corazones a veces da la impresión de que la caridad se ha apagado, en el corazón de Dios no se apaga. Él siempre nos da una nueva oportunidad para que podamos empezar a amar de nuevo.

Una ocasión propicia será la iniciativa «24 horas para el Señor», que este año nos invita nuevamente a celebrar el Sacramento de la Reconciliación en un contexto de adoración eucarística. En el 2018 tendrá lugar el viernes 9 y el sábado 10 de marzo, inspirándose en las palabras del Salmo 130,4: «De ti procede el perdón». En cada diócesis, al menos una iglesia permanecerá abierta durante 24 horas seguidas, para permitir la oración de adoración y la confesión sacramental.

En la noche de Pascua reviviremos el sugestivo rito de encender el cirio pascual: la luz que proviene del «fuego nuevo» poco a poco disipará la oscuridad e iluminará la asamblea litúrgica. «Que la luz de Cristo, resucitado y glorioso, disipe las tinieblas de nuestro corazón y de nuestro espíritu»,[7] para que todos podamos vivir la misma experiencia de los discípulos de Emaús: después de escuchar la Palabra del Señor y de alimentarnos con el Pan eucarístico nuestro corazón volverá a arder de fe, esperanza y caridad."

He aquí el texto completo

Hermanos acudid hoy a la cita con el Señor en la Eucaristía, convertíos y creed en el Evangelio.

Os esperamos como cada día, a las 20.00 horas, tras el Rosario y Ejercicio de Quinario.

No faltes.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

Evangelio del Día

evangelio

Sí a la Vida

si_a_la_vida

Donde estamos

donde_estamos
USTED SE ENCUENTRA EN: Noticias Curso 2017-2018 Segundo día de Quinario. Miércoles de Ceniza