Carta de agradecimiento del Hermano Mayor

E-mail Imprimir

escudoEstimados Hermanos en Cristo, paz y bien:  

En esta Pascua, ya florida, de la Resurrección del Señor, a todos Felicidades. En palabras del papa Francisco, la Resurrección, es «la Buena Noticia por excelencia» porque «si Cristo no hubiese resucitado, el cristianismo perdería su valor».

Ese hecho histórico, que era el elemento central del testimonio de los Apóstoles y los primeros cristianos, da sentido y valor universal a los sufrimientos del Viernes Santo pues «Jesús, el Amor encarnado, murió en la cruz por nuestros pecados, pero Dios Padre lo resucitó y lo ha constituido Señor de la vida y de la muerte».

A todos pues FELICIDADES EN CRISTO RESUCITADO, que su Sagrada resurrección sea también la nuestra.

Pero no queremos dejar pasar esta ocasión para trasladar a todos los hermanos que participaron de nuestro día grande, el mayor y más sincero agradecimiento por la excelente estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral que realizamos. Debemos sentirnos más que orgullosos por todo cuanto dimos de manifestación pública este día del Amor Fraterno.

Hermanos, esa predisposición de los nazarenos, displicentes en los sitios encomendados desde antes de la salida, tan especial este año, y hasta el final ya en casa, solo puede ser calificada de ejemplar.

Nuestro más sincero agradecimiento a todos los que se esforzaron para con nuestro día grande:

A que nos ofrecieron los pasos en todo su esplendor, a mayordomía y su equipo, a los vestidores de nuestras Sagradas Imágenes, a los que exornaron primorosamente de flores nuestros altares caminantes.

A la diputación mayor de gobierno y su equipo, a los que se encargaban de los niños, dispuestos para lo que hiciera falta improvisar. A los con insignias y estandartes van mostrando nuestra historia. A los nazarenos de luz, que van impregnando de cera el camino penitente de nuestra manifestación de fe. A quienes, con paciencia y serenidad, van conjugando en luz y velo, el caminar de nuestras sagradas imágenes.

A los capataces y sus auxiliares, a todos los costaleros, quienes fueron predisponiéndose, ensayo tras ensayo, para portar nuestros altares caminantes.

A quienes van entonando, sobresalientemente, sones de oración esperanzada, tras nuestros pasos.  

A quienes con su comprensión nos acompañaron, en la cercanía y en la distancia.  

A Rvdo. Padre Prior y a la Comunidad de Padres Dominicos, por su predisposición por cuanto necesitamos y, sobre todo, su infinita paciencia. 

Gracias a todos, por que en todos y cada uno de ellos estaba Jesucristo, incluso en los que hayamos podido olvidar.  

Que el Señor Orando en el Huerto y Su Santísima Madre de la Confortación, os lo premie.

Jesús J Vidal Sánchez

Hermano Mayor

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

Evangelio del Día

evangelio

Sí a la Vida

si_a_la_vida

Donde estamos

donde_estamos
USTED SE ENCUENTRA EN: Noticias Curso 2013-2014 Carta de agradecimiento del Hermano Mayor