LOGO

CUARTO DIA DE QUINARIO
Buscad el bien, no el mal, y viviréis; y el Señor estará con vosotros.
Alcanzamos ayer el ecuador de este nuestro Solemne Quinario, cuya Eucaristía y prédica estuvo, como hará hasta el sábado, a cargo de M.I. Sr. D. Juan Celio Jacinto del Castillo Espinosa, Canónigo Lectoral de la Santa Iglesia Catedral de Jerez y Párroco de Madre de Dios y San José de Jerez, quien declamó en torno, al pasaje Evangélico en el que Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y el Espíritu lo fue llevando durante cuarenta días por el desierto, mientras era tentado por el diablo.

Quinario31

Estas tentaciones son innatas, impertérritas en el ser humano. La codicia, el poder y el prestigio a toda costa, son causa y origen de todos los males de la sociedad. ¿Y cómo hemos de combatirlas? Para ello hay que ir al encuentro del Señor, y uno los primeros pasos es la oración, como la de Jesús en Getsemaní. La otra, y la más importante, es fijarse en la humanidad de Cristo en el árbol de la cruz, despojado, ultrajado, desprovisto de todo poder y reconocimiento y en su resurrección gloriosa Esa debe ser nuestra terapia, pues con ello podríamos ser libres de verdad de esas tentaciones.
Hoy viernes, alcanzamos el cuarto día de Quinario en honor a nuestros sagrados Titulares, no faltes a la cita con el Señor Orante y enriquécete de la palabra de Dios.
PRIMERA LECTURA
Este es el ayuno que yo quiero
Lectura del libro de Isaías 58, 1-9a
SALMO RESPONSORIAL50, 3-4. 5-6a. 18-19
Un corazón quebrantado y humillado, oh, Dios, tú no lo desprecias.
EVANGELIO
Cuando les sea arrebatado el esposo, entonces ayunarán
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 9, 14-15