paso de palio

Los respiraderos, de alpaca plateada, fueron realizados en los talleres sevillanos de la Viuda de Villarreal y se estrenaron en el año 1974.  Son de estilo barroco y  se disponen en unas columnas adosadas a unas pilastras que lo dividen, en ambos laterales, en cinco partes, y al frente, en tres. En el mismo figuran unas hornacinas-capillas y unas hojas de acanto rellenan los espacios. En las capillas laterales más pequeñas, figuran ángeles músicos desnudos en movimiento. En el centro de cada respiradero lateral, y ocupando toda la hornacina están las imágenes de Santo Domingo de Guzmán y San Vicente Ferrer, que nos dicen muy claro en donde radica la Hermandad. Son de alpaca, y tienen las cabezas y manos de marfil. La capilla-hornacina del frente se inspira en el frontal del palio de la Amargura. En el mismo figura una reproducción de Nuestra Señora de Consolación, Co-patrona de Jerez que se venera en la Iglesia del Convento de Santo Domingo, encima de una preciosa peana que simula una carreta  tirada dos bueyes pues cuentan que en una carreta tirada por bueyes llegó a Jerez la imagen. Todo es de orfebrería, salvo las cabezas y las manos de la Virgen y del Niño que son de marfil. En las maniquetas unos ángeles desnudos pretenden subir el paso.

La actual candelería con la que procesiona la Virgen de Confortación, se terminó de adquirir  el año 2000 y consta de 84 piezas, realizándose en dos partes. Una primera en los Talleres de la  Viuda de Villarreal que corresponde a las filas más pequeñas, para terminarse en los talleres de orfebrería Los Seises de Sevilla los más altos. Se comenzó en el año 1998 estrenado 40 piezas. La anterior candelería fue adquirida en 1969 a la Hermandad de la Coronación de Espinas. Estas son del modelo plata de Meneses,  popularmente conocida como de modelo "caritas" y se usan sólo en los Altares de los Cultos.

Las jarra  más pequeñas, al igual que la pena, se adquirieron en el mismo año de 1969 a la Hermandad de la Amargura de Sevilla. El resto son ocho; dos medianas y seis grandes y fueron repujadas por el orfebre jerezano Jesús Domínguez Vázquez en el año 1970. La peana es de plata de ley y se le compró a la Hermandad de la Amargura. Parece ser que formó parte de un paso de palio de finales del XIX, de los primeros de orfebrería industria, que se realizó en Barcelona para Sevilla. Está totalmente repujada con hojas de acanto y cabezas de ángeles.

Los candelabros de cola son de alpaca plateada, también del taller de Viuda de Villarreal. Se estrenaron en el año 1983. Tiene trece puntos de luz cada uno, 26 en total. Las bases son de sección triangular con dos ángeles abrazándolas. También tienen un ángel en la crestería de cada tulipa.

Los varales son de estilo barroco, de alpaca plateada, y repujados por el mismo taller (1979). En el centro de cada uno de ellos figura una capilla a cuatro caras, con: Apóstoles y Santos, en bajorrelieve ocupando los nichos. Se rematan con perillas. Los antiguos varales, más finos que los actuales, sólo estaban decorados con estrías y pertenecieron a la Hermandad de la Macarena de Sevilla

Las caídas o bambalinas pertenecieron a la Cofradía Sevillana de Trinidad y más tarde a la de las Cigarreras, fueron bordadas por Juan Manuel Rodríguez Ojeda en el primer cuarto del siglo pasado. Existe otro palio muy parecido a éste de la Trinidad de 1925, y hoy puede admirarse en Huelva, en el palio de la Virgen de la Amargura de la Hermandad del Nazareno. Las caídas están bordadas sólo por su parte exterior.

El techo es de terciopelo azul bordado con hilos de oro realizado en el taller del Colegio El Salvador de nuestra ciudad y bajo la dirección de Juanelo en el año 1944. La base del diseño está en algunos motivos de las caídas. Los bordados sólo están alrededor de los bordes, el centro queda limpio y destaca mucho la Gloria, que es un óvalo formado por semicírculos y haces de rayos; los rayos, que están en el centro de cada grupo, terminan con una estrella. Dentro del óvalo estuvo una paloma de bulto redondo. En los años setenta se sustituyó por una imagen policromada: la Inmaculada Concepción.

Los faldones son de terciopelo azul; en cada esquina llevan un broche de alpaca plateada. Los broches se repujaron en el taller de Viuda de Villarreal y se estrenaron en el año 1983.

El manto de la Virgen es de terciopelo azul con bordados sencillos en oro y apliques de tisú y brocados, y se terminó en 1960. Obra propia de Juan Manuel Guzmán Sánchez "Juanelo". Se inspira en los mantos de Corte, sólo tiene adornos en los bordes, y desde la cola suben unos cardos que ocupan exactamente el espacio que dejan libre los candelabros de cola. Este triángulo o pirámide vegetal llega hasta la mitad, el resto del manto está salpicado de pequeños ramos de flores.

El palio tiene dos imágenes veneras: una en el centro de la candelería, es una talla pequeña del Dulce Nombre de Jesús y la otra, ya comentada, en el centro del frontal de los respiraderos es la imagen de orfebrería de la Virgen de Consolación. En el llamador figura un angelito que sostiene una pequeña "molía" en su mano derecha, realizado en los talleres de orfebrería de San Francisco, de Sanlúcar de Barrameda en 1994, donación de unos hermanos.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

Evangelio del Día

evangelio

Sí a la Vida

si_a_la_vida

Donde estamos

donde_estamos
USTED SE ENCUENTRA EN: Hermandad Patrimonio Cofradía Pasos El Paso de Palio